22 de junio de 2016
España 2009: La batalla de campeones
Los mejores del momento cerraban el primer período de actividad de BDLG en una final particular
España 2009: La batalla de campeones

En Madrid, mientras en el ambiente podía olerse el fin de un ciclo, algunos de los mejores freestylers de las primeras cuatro ediciones de Batalla de los Gallos se enfrentaron para descubrir quién era el mejor entre los mejores

Por Juan Ortelli



Se anunció como “La Batalla Final”, y en ese momento era la última Batalla de los Gallos que iba a disputarse. Desde el principio fue una final especial: convocados por invitación, algunos de los campeones internacionales y españoles de los años anteriores –incluido un Arkano de apenas 15 años– acordaron enfrentarse en Madrid por el título de Gallo Máster, campeón de campeones. 

Sin embargo, en un principio no había mucho clima de tormenta ese año. “El ambiente más bien era de compañerismo”, recuerda el puertorriqueño Link One, Campeón Internacional 2007, que también compitió en Madrid. La noche del 10 de diciembre de 2009, en la Sala Macumba, estaban casi todos los campeones que había tenido España hasta ese momento: Rayden (Campeón Nacional e Internacional en 2006), Noult (Campeón Nacional 2007), Piezas (Campeón Nacional 2008), Arkano (Campeón Nacional 2009) y Chester, que había ganado ese año la regional de Barcelona y cubrió la plaza de Hadrián, el Campeón Nacional e Internacional de México 2008, que no compitió. De Latinoamérica llegaron Link One (coronado campeón en Venezuela), el argentino Frescolate (primer Campeón Internacional, que ganó en Puerto Rico en 2005) y el venezolano MCKlopedia, que nunca había ganado ni una Nacional ni una Internacional, pero tras su paso por la Internacional de México 2008, donde fue la revelación, se lo consideraba uno de los mejores de la época. 

Esta fue la quinta edición consecutiva de BDLG y la última del primer período de evento, que volvió en 2012. En Madrid hubo una prueba de cobardía y también algo que se llamó “Fuego Cruzado”: una especie de cypher en el que los campeones tenían que rapear contra el freestyler cuyo nombre aparecía en las pantallas, pero no salió bien y nunca volvió a repetirse. El evento esta vez adquiría más la dinámica de una gran exhibición, lo que hacía que esta final fuera especial y también, en palabras de Frescolate, “un poco rara”. Sólo en la primera ronda se incorporó por primera vez la modalidad 4x4 en un solo round de dos minutos; Mbaka, que estaba de host, marcaba el cambio de turno cada 20 segundos. “Yo no estaba acostumbrado a ese formato, sino a lo clásico: rounds de un minuto”, dice Frescolate, que no salió favorecido con la innovación. “No fluí de la mejor forma.” Lo sacó Noult

Antes, Rayden había eliminado a Arkano, que ya freestyleaba con los skills y las estructuras de una nueva generación, y superó al gran campeón español (el primer y único “internacional” de España hasta ese momento) pero el jurado no se la dio. Piezas eliminó a Link One y MCKlopedia arruinó a Chester y pasó a la siguiente ronda; fue el único latino en pasar a semifinales esa noche. 

Además de que los competidores debían rapear con cinco palabras asignadas en el segundo minuto de la semifinal, hubo otra innovación: los competidores que perdían se sumaban al jurado, integrado entre otros por el MC y freestyler argentino Mustafá Yoda y Dobleache, de la revista Hip Hop Nation. Rayden y Noult pactaron no batallar, sino simplemente hacer freestyle en su cruce en semis: algo que nunca se había visto en una Internacional. En medio del segundo minuto, Rayden anunció que ésta de verdad era La Batalla Final para él: “Okey, vale, para toda la gente que haya venido: mi última batalla”, dijo. “Espero que les haya gustado la movida. Hasta luego, hasta siempre.” Noult ya estaba en la final. 

Lo de Piezas Vs. MCKlopedia es un capítulo aparte. Esta fue la revancha de la batalla épica que habían tenido el año anterior, resultó todavía más sangrienta y más pareja, e hizo que sus nombres de guerra enfrentados quedaran en la historia como el clásico más importante de esta primera etapa de Batalla de los Gallos. El punchline y el flow se encontraban cara a cara otra vez, pero ahora las cargas estaban invertidas. “Yo estaba nervioso, porque ahora me iba a enfrentar con Piezas en un territorio en el que él tenía ventaja: su territorio”, dice MCKlopedia, que había sido duro con Piezas en 2008. “Y por las cosas que le había dicho en México podía estar a su favor el panorama para ganar y me podía salir el tiro por la culata.” 

El año anterior en el Museo Anahuacalli, MCKlopedia con el A.K.A. de Vendetta se había cargado a Piezas diciéndole que se cagaba en él y en todos los españoles; eso había sonado raro del lado Piezas del mundo, no sólo porque el europeo estaba en desventaja como visitante en tierra mexicana sino porque MCKlopedia llevaba tiempo estudiando en España. “Esta es la mierda que me ponen/Este cabrón hace un año mandó a tomar por culo a los españoles”, le recordó Piezas a la gente en la sala de una, en su primer minuto. “Y yo arranco el problema de raíz/Ahora se achanta porque le da miedo mi gente y todo mi puto país.” 

Pero MCKlopedia respondió: “Yo no vivo de la fama/¿Los españoles me matan? Los españoles me aman”. Se rió de su ocurrencia. “Yo no voy a cambiar mi actitud/Me aman todos ellos y también me amas tu”, dijo justo después, dándole un abrazo. Fue una batalla de categoría, con varias citas a la batalla anterior (“Las bambas más feas que se ha comprado de Nike”, lo imitó MCKlopedia), reproches varios (“Sólo haces viajes por los de Red Bull”, le dijo Piezas) y respuestas instantáneas de las que en las tarjetas valen doble. 

De hecho, hubo una que casi le da el triunfo a Piezas. “Cuando lo hagas como yo me llamas, ¡que yo soy Dios!”, le dice MCKlopedia cuando termina su segundo minuto, y Piezas sale con eso de: “Comienzo a sangre fría/¿Tu eres Dios? sí, eres Dios… En lo que me cago todos los días”. Fue la batalla de estilos definitiva, y después de una réplica MCKlopedia volvió a ganarle a Piezas. Pero pasó a la final con la sensación de que en realidad había perdido. 

Esta fue la última vez que MCKlopedia compitió en Batalla de los Gallos. Ahora vive en México, desde donde impulsa su carrera como MC con banda, y dice que haber perdido con Noult (que tuvo un bajísimo nivel aquella noche en Madrid) lo hace sentir tranquilo ahora. Pero en aquel momento no se sintió bien para nada. “¿Te digo la verdad?”, dice MCKlopedia, “en esa época yo sentí mucha frustración, mucha rabia, porque sentí que había perdido injustamente.” MCKlopedia había mostrado más recursos y sustancia que el español; tal vez había redundado demasiado en rimas sexuales, pero venía de una campaña mejor que la de cualquiera de sus contemporáneos. Y había un detalle: antes de la gran final, Noult se le había acercado a hablarle con un pacto de no-agresión. “Me dijo que él no iba a tirar sangre y al final lo hizo, así que me sentía traicionado”, dice. “Si yo hubiera sabido eso desde el principio, lo hubiera también atacado. Y el resultado hubiera sido diferente.”

¿Te gusto este artículo? ¡Te recomendamos que veas leas la última entrevista a SERKO FU: La voz del estadio!

Últimas noticias
Estate siempre al tanto de todo lo que sucede
Ver todas
Si te ha gustado este contenido,
ahora puedes disfrutar de muchos más
Regístrate
Utilizamos cookies para que tu experiencia tenga mucho flow. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas su uso. Para más información haz clic aquí