15 de septiembre de 2016
Chile 2015: El beso de la muerte
Arkano se hace con la cuarta victoria para España en una noche de récords, polémicas… y besos
Chile 2015: El beso de la muerte

Cuando Arkano se sobrepasó con Dtoke, le ganó dos veces en un día a Aczino, hizo tetracampeón a España en BDLG y hubo una nueva batalla más vista de la historia

Por Juan Ortelli


Lo del año anterior en Barcelona –donde el evento se había montado dentro de un palacio, con una capacidad acotada de público– había sido una final a puertas cerradas comparada con la de Chile. Las redes sociales estaban más al día que nunca en 2015, con medio millón de usuarios conectados al streaming para ver la batalla y, además, se trataba de la Final Internacional de Batalla de los Gallos más convocante de la historia hasta el momento. Ese domingo 13 de diciembre, en Santiago, unas 15.000 personas llenaban la Plaza de La Paz. Desde arriba del escenario, detrás de toda esa gente, recortada allá al fondo bajo la cordillera de Los Andes, se veía la entrada del Cementerio General. Ese detalle en el paisaje era una especie de recordatorio: hoy iba a haber muerte.

Tres de los ocho MCs en competencia habían estado antes en finales internacionales. “Fue la mejor, sin dudas”, recuerda Dtoke, que estuvo en las últimas tres, las tres Finales Internacionales disputadas en la segunda era de BDLG. “Tres personas que habían estado en finales internacionales, las redes sociales más al día que nunca, todo el mundo queriendo saber qué estaba pasando en la Red Bull. Hubo batallas emocionantes”, enumera. “Fue algo increíble.”

A dos de los tres “internacionales”, Arkano y Dtoke, les tocó enfrentarse de entrada, en primera ronda. Dtoke sabía que Arkano era ingenioso, que respondía todo lo que le decían y tenía “buenos punchlines”, que sabía interactuar con la gente y era “comprador”, dice el argentino, buscando las palabras correctas. “Y yo era el malo de la película”, dice Dtoke. “Porque aparte, si teníamos en cuenta al público, yo salía perdiendo.”  

Dtoke venía del polémico episodio del micrófono en el suelo en la batalla con el chileno Stigma, durante la Internacional de 2013 en Argentina, un cruce que se había convertido en la batalla más vista de la historia del freestyle en habla hispana. Ese episodio originó una forma nueva de conflicto bilateral entre estos dos países, históricamente enfrentados por diversos temas, y hoy, en el minuto de presentación, Dtoke había tenido su descargo. “Fue como decir: ‘Bueno, acá estoy muchachos’. Después de recibir tantos insultos, era el descargo que necesitaba. Y creo que en Chile demostré que yo me planto en cualquier lado”, sigue Dtoke. “Salió una batalla con Arkano increíble, super polémica…” 

Esta batalla entre Arkano y Dtoke terminó arrebatándole el récord de visualizaciones a la otra batalla de Dtoke (contra Stigma), superando las 13 millones de reproducciones en YouTube. “Yo salí a comérmelo crudo”, recuerda Dtoke sobre ese día. El problema fue que, mientras rapeaba, ocurrió algo impredecible, algo que Dtoke –con años de competencias de plaza y experiencia en escenarios– nunca se imaginó que podía pasar durante una batalla de freestyle. Y eso realmente cambió el curso de las cosas. “Nunca me imaginé que me iba a dar un beso mientras yo estaba rapeando, ¿entendés?”

 

 

Dos días antes de la Final Internacional, Arkano hablaba con Aczino y Dtoke para las cámaras de Red Bull en el mirador del Cerro San Cristóbal, en Santiago de Chile, una plataforma de piedra en lo alto que podría servir como locación de la serie Game of Thrones

-Y por eso volví, realmente.

Faltaban dos días para la Internacional 2015 de Batalla de los Gallos y los tres habían vuelto, de alguna manera: acá estaban después de ganar otra vez en sus países, empezando de cero y compitiendo como uno más para conseguir su pasaje a la final. 

Entonces Arkano les decía a Aczino y Dtoke que cuando ganó la Nacional de España en 2009, con apenas 15 años, pensaba que le convenía ser jurado y dejar de competir, “porque es lo que todo el mundo hace”. De Alicante, el lugar del que emergieron otros exponentes de BDLG como el histórico Bha y Jaloner, Arkano había empezado a escuchar rap a los 7 u 8 años. María Teresa, su hermana mayor, pintaba graffiti (firmaba como “Neba”), escribía canciones y estaba en una crew, la PK, y comenzó a ponerle música de El Chojin, Nach y la Zona Norte Posse, un grupo mítico alicantino. El resultado de ese experimento de María Teresa con su hermanito pequeño fue Arkano: una máquina de freestyle que terminó convirtiéndose en el MC más joven en ganar una Nacional de BDLG, pero además seguía sus pasos como militante: creó la Juniors Battle (una batalla sólo para menores) y un sitio web (quienimprovisa.com) donde escribía crónicas de batallas que veía. “Ella fue una influencia brutal para mi entrada en todo eso”, dice. En 2009, Arkano se había metido en la histórica “invitacional” de 2009 entre Rayden, Piezas, Frescolate, Link One, MCKlopedia y el resto de los campeones internacionales y españoles de la primera era de BDLG, 2005-2009. También había pasado por los estudios de Red Bull Music Academy para la grabación del disco de Batalla de los Gallos en 2012, cuando el torneo se reactivó (aunque ese año no hubo final en España), y se apuntó en 2014, ganó su regional y llegó a la Nacional, donde cayó en Cuartos. Y acá estaba de vuelta. “Pero es que yo tenía ganas de salir a pillar el micro”, explicó esa mañana en el cerro. 

Meses antes de llegar a Chile, Arkano había marcado otro hito al ganar la final de la regional en Mallorca usando un disfraz infantil de tigre. Ganar una final disfrazado era, directamente, algo que nunca se había visto en la historia del freestyle a nivel mundial. Sin embargo, Arkano recién estaba volviendo a entrar en calor. Se coronó bicampeón español de BDLG, siendo el primer y único MC español en lograr esto también, y lo hizo en Alicante, su ciudad, el día del orgullo gay. Durante su último minuto agitó la “bandera de la libertad” del colectivo LGBT y desde ahí se encendió el debate en el circuito de batallas: ¿Arkano es homosexual o sólo lo utilizó para ganar? 

Mientras hablaban, allá abajo, en el valle, Santiago se veía amenazante. Prendida a la tierra, parecía una criatura de cemento, hierro y vidrio que humeaba smog. “(Los campeones) Se cuidan después de haber ganado”, dijo Dtoke durante la charla. Algunos campeones de BDLG nunca vuelven a presentarse, pero Dtoke había aceptado defender su título en Barcelona en 2014 y no le había importado perder primera ronda, una vieja maldición que pesa sobre todos los MCs que defienden su título en este torneo. Desde entonces, se había movido a escala internacional más que ningún otro freestyler argentino: una semana después de Barcelona aceptó un desafío con Chuty, el campeón español de 2013, en Madrid; y durante 2015 compitió contra Hadrián en Colisevm y contra el rapero Muelas de Gallo en el Apocalipsis XL de Línea 16, ambas ligas de México. “Volver a presentarse es revalidar cosas que ya se hicieron”, dijo Dtoke en Chile. “Mostrar: ‘Sigo estando vigente y todavía puedo pegar alguna’.” 

Nadie le había regalado este lugar a Dtoke. Compitiendo como uno más a pesar de tener un título Internacional en casa, Dtoke se había tenido que ganar el pasaje en una Nacional argentina llena de nombres donde, entre otros, estaban Tata, Kódigo, Papo y en la que Shecka, un freestyler prácticamente desconocido, le había dado batalla en la Final. Esto le había recordado a todos la Final entre Aczino y Dominic de la Nacional de BDLG México en 2014, donde con su trayectoria Aczino se había impuesto sobre la revelación, pero el fallo a su favor había sido blanco de todas las criticas. 

Este 2015, Aczino se había vuelto a cruzar con Dominic y había vuelto a ganar dentro de una llave en la que figuraban Danger, Jack Adrenalina, RC y Lobo Estepario, entre otros, y en la que en octavos de final, frente a Troka, Aczino había sacado su punchline definitivo. Troka lo provocó diciéndole que era un “crecido”, porque ya no se lo veía más por el kiosko de Bellas Artes. Lo cierto es que Aczino nunca había frecuentado el spot del Bellas Artes. “Yo si soy un engreído, un presumido, un crecido/Sí, un maldito mal nacido”, le respondió Aczino, y en tercera persona ejecutó su finish him. “Pero hay algo que no pueden negar del Aczino”, dijo. “Que es el mejor maldito freestylero que se ha parido.”

Un año después de perder en Barcelona, en primera ronda contra Invert, el local, Aczino estaba de nuevo en una Final Internacional de Batalla de los Gallos. “Yo no es tanto el romper el esquema sino algo personal, conmigo”, dijo el mexicano ese día. 

El crecimiento de Aczino después de lo de Barcelona había sido bestial. Tras convertirse en el primer freestyler en coronarse campeón en otro país diferente al suyo (en Colombia, 2012), y de ganar el título de BDLG en México en 2014, sólo en este 2015 había salido campeón de todas las competencias más importantes del circuito: había ganado Supremacía MC en Perú y la BDM Deluxe y la God Level Internacional en Chile. 

Pero le faltaba una cosa: su objetivo recién iba a estar completo cuando ganara “la Red Bull”. Ese día en el mirador, frente a Arkano y Dtoke, puso en palabras como nunca lo que significaba ganar esta batalla para él y cuál era su objetivo final en el mundo del free. “Quiero dejar una marca inalcanzable”, dijo. “O sea… este es el torneo más grande que hay.”

Minutos antes de salir a competir, Arkano rapeaba descalzo con la cara a un metro de la pared de ladrillos del camarín. “Estaba preparando mi estado emocional para, a partir de ahí, fluir”, recuerda Arkano ahora. Minutos antes, la organización había reunido a los ocho competidores para anunciarles las reglas y la modalidad del torneo.  

Cuando escuchó que batallarían con conceptos, temáticas, Arkano no pudo contener la alegría. ¿Había estado entrenando con imágenes y palabras? “Me alegré porque yo siempre me alegro de que se defienda la improvisación”, sigue él. Para Arkano, esa modalidad favorecía más la improvisación dentro de una disciplina siempre cruzada por la duda de cuánto está escrito y cuánto es realmente obra del instante, ocurrencias del momento. “Simplemente me pareció una buena noticia”, dice. “Para la competición, para los freestylers y para propio el freestyle.”  

Después del minuto de presentación, la ronda de emparejamiento fue sangrienta. Eran dos rondas de 120 segundos en formato 4x4 y, sin la responsabilidad de estar dejando a nadie fuera de competencia, un jurado de cinco piezas fue marcial. El jurado era una selección de freestylers estrellas del panorama: Invert (Campeón Internacional de BDLG 2014), Kaiser, Sony (campeón chileno y argentino, respectivamente, el mismo año), MCKlopedia y Eptos One (campeón mexicano en 2007 y fundador de la liga de rimas escritas Spit) votaron cuatro batallas seguidas de forma unánime. 

Jota de Perú, Arkano, Imigrante de Venezuela y el local Tom Crowley ganaron y eligieron su número en la llave. Esto significa que Arkano le ganó a Aczino, lo cuál fue un shock para los que estábamos ahí y el medio millón que lo estaba viendo por streaming. Ellos venían de competir en Colisevm (donde Dtoke enfrentó a Hadrián); Aczino se había impuesto sobre Arkano en esa batalla sin jurado y, de hecho, Arkano había sido jurado de Aczino en la Nacional mexicana de BDLG este año y votado por Aczino. (De hecho, Arkano insiste en que Aczino es el mejor freestyler del mundo. “Por el ingenio, la fluidez y la capacidad tan grande que tiene para conectar conceptos”, dice. “Y porque tiene muy buena técnica y se esmera en cuidar eso. Por eso me parece el mejor. Todo el respeto que Aczino tiene en todo el panorama de habla hispana, lo tiene más que merecido.”)

Durante el emparejamiento, rapeando en 4x4, ambos salieron a plantear su estrategia de combate. Aczino llevaba su sudadera verde, la de la suerte (los fans decían que había perdido en 2014 por no usarla), pero igual tuvo un mal comienzo y Arkano lo aprovechó: “Tranquilo Aczino, no te pongas tenso”. Después pidió a la gente que levantara las manos y compuso su rima con “concierto”: “Me siento como Nietzche”, aseguró, “puedo decir: ‘Dios ha muerto’”. 

Lamentablemente, eso lo remató rimando: “Tranquilo, que yo sigo con mi rima/Volabas cuando fumabas hierba, ¿por qué te pasas a la cocaína?” Lamentablemente, además, porque eso le dio a Aczino el pie para soltar el mejor punchline de esta edición. “Este mierda quiere hablar de la cocaína/Pero tu boca se disloca si te entra una sola de mis líneas”, le respondió inmediatamente Aczino, con un delivery supremo. “¿Entiendes lo que digo?”, continuó. “No hablo del polvo/Hablo de esta mierda que puede destruir el cosmos.”

Y todo escaló. “Tu vete para una discoteca, checka, como se de-feca el de la raza azteca”, siguió Aczino, sentando posición y tomando distancia con una rima compuesta. “Yo demuestro calle y habilidades, él demuestra joterías y hablar homosexualidades.”

“¿Homosexualidades?”, se preguntó Arkano en el micrófono, “yo defiendo al colectivo homesexual cabrón, ¡a ver si lo sabes!” El jurado, sin dudar, le dio la batalla a Arkano.

Arkano Vs. Dtoke, Cuartos de final RBBDLG 2015

Los ocho MCs se reunieron en una casa de la comuna de Ñuñoa. Faltaba un día para la batalla y era la casa de Cenzi, el emblemático productor chileno que participó del clásico Ser humano, de Tiro de Gracia. En el patio, comiendo debajo de un parral, además de Arkano, Aczino y Dtoke estaban Tom Crowley, Jota, Inmigrante, Penzattore de Panamá y Mr. Junior de República Dominicana, que estaba ahí por fin, después de ganar por segunda vez consecutiva (en 2014 no pudo ir a la Internacional en Barcelona por problemas de visado y fue reemplazado a último momento por Dtoke).

La idea era grabar todos juntos un track, como hicieron los campeones de 2012 en Madrid, pero cuando vio toda la situación, Dtoke se dio cuenta de que faltaba algo central. “Vi que cada uno estaba escribiendo por su lado”, dice el argentino. “Más allá de que el contexto nos unía, como seguramente las ideas iban a ser muy diferentes se me ocurrió usar un estribillo que tenía para un tema que estaba fabricando.” 

En el patio, Dtoke se acercó a cada uno y les habló de su idea: “Yo tengo un estribillo que habla de las esquinas. Para que lo escuchen, y después lo conectamos todos”. Así fue como Dtoke metió el estribillo del track, que terminó titulándose “De esquina a esquina”. “Marcaba mucho de lo que puede representar cada uno de las esquinas de sus países”, dice Dtoke. El sabía que su idea podía amalgamar las barras de todos los gallos.  “Qué es lo que hace tan particular a cada lugar y, así mismo, cómo puede una esquina unir una misma ideología, que es esto del freestyle, de los cyphers, de la calle.”

Uno a uno, los MCs entraron a un pequeño cuarto en el patio donde Cenzi estaba con su equipo: una consola, un micrófono y una media-cabina rústica, hecha con pallets de madera. Hay un video de BDLG en YouTube donde se los ve grabando el track, un making off de cómo lo hicieron. Frente al micrófono, Aczino se presentó: “Yo soy Mau el asesino, del estado de México”, dijo. “Los competidores que están aquí salieron de la calle, entonces todos sabemos que en la calle siempre van a estar los mejores.”

Después, sosteniendo una tablet blanca frente a su cara, rapeó al micrófono lo que había tipeado ahí mismo. “De esquina a esquina, de tu calle y la mía/De punta a punta, en toda a América latina/Del Norte de México hasta el Sur de Argentina, las rimas y el flow florecen en cualquier clima”, rimó. “Escucha el canto de mi cantera/Escribiendo estas líneas, borramos las líneas de la frontera.”

Cuando terminaron de grabar, mientras juntaban sus cosas para irse –algunos al hotel, otros al Festival W a ver a Method Man y Portavoz en el Estadio Bicentenario del barrio La Florida–, Cenzi se despidió de ellos. “Hermanos, fue un gustazo”, les dijo el productor, saludando desde la puerta del estudio. “Conocer todos los estilos, fue increíble.”

Arkano Vs. Aczino, Semifinal RBBDLG 2015

Tres batallas separaban a los ocho gallos del título de campeón. Pero antes de los Cuartos, Tiro de Gracia, grupo seminal del hip-hop latinoamericano, se reunió para un show sorpresa. Este era un evento muy especial para Chile, que siempre ha sido la capital del rap en Sudamérica: su primera Final Internacional de BDLG. Tiro de Gracia tocó “Viaje sin rumbo” y “El juego verdadero”, los dos singles de Ser humano, y una canción nueva, “Sube la espuma”, hecha especialmente para esta final.  

La primera batalla de los cuartos fue la más polémica del día. “Yo venía de perder con Jota y él venía de ganarle a Aczino”, dice Dtoke. “Y pensé: ‘¡¿Qué?! Te como crudo, hijo’.” Que el público no le gritara ninguno de sus punchlines contra Jota le había bajado la moral a Dtoke, pero ahora se sentía en su zona de confort otra vez y estaba decidido a ganar contra Arkano. Se venían dos rounds de un minuto cada uno, formato clásico, con temática. Entonces aparece en pantalla la primera palabra: “Bullying”. 

Dtoke empieza a encadenar punchlines con metáforas alrededor del tema: que a Arkano en la escuela le hacían bullying “hasta los profesores”, “hasta los de limpieza” y, justo en el momento en el que se para a rapearle frente a frente, cuando iban 30 segundos de su primer minuto y todo iba bien, mientras estaba conectando un punchline, Arkano lo besa. 

Esa jugada, un claro contacto físico prohibido por el reglamento de BDLG, lo dejó a Dtoke por un momento con la mente en blanco. “Sin dudas me distrajo el beso”, dice Dtoke ahora. “Yo imagínate, tratando de improvisar, de rimar, pensando qué decirle y todo desencajado… Eso es un punto en contra. Y Seo2 no sé ni donde estaba…” 

El host y ex MC de Makiza, Seo2, estaba lejos de la escena y no intervino. Pero lo más extraño fue que, paradójicamente, en la batalla más vista de la historia el jurado pareció no haber visto nada. La batalla continuó. Dtoke se sacó de encima a Arkano con un empujón y, mientras se debatía entre darle un puñetazo en la cara o no, siguió rimando con el concepto que le habían dado. Como pudo. 

“En esto yo lo ejecuto/No le voy a hacer bullying, este tipo es medio puto”, dijo Dtoke. Y se plantó: “Dense cuenta que al Dto esto no lo asusta/A mi no me beses, eso no me gusta”, le explicó frente a todos. “A mi me gustan las mujeres…” 

“Yo noté que hubo un par de acciones desleales”, dice Dtoke. Arkano empezó su primer minuto planteando su estrategia de juego. “Sabes que soy inteligente”, dijo. “Tu usas la violencia, yo te estoy haciendo bullying mentalmente.” Luego utilizó de manera muy hábil lo que había pasado con Stigma: “Arkano brinda por el bullying que te hace Chile/Esto es la venganza por Stigma”. La gente soltó un grito gigante y Arkano lo capitalizó: “¡Eso es bullying!”. Después cerró su minuto con otra acción dudosa. “Y le clavo varios”, dijo antes de sacarle la gorra a Dtoke y tirarla contra el suelo. “Bullying es humillarlo y quitarle la gorra en el escenario.”

“No había nada de estrategia”, dice Arkano ahora. “Todas las cosas que se fueron sucediendo en la batalla –al igual que las palabras, los actos– también fueron pura improvisación. Todo surgió de lo que venía en cada momento.” La segunda palabra fue “contaminación”, entonces Arkano comenzó el segundo round hablando de él en tercera persona. “El rey de estructuras, en la improvisación la pone dura”, se dio pie antes de apuntar a otro supuesto flanco débil de Dtoke: que no es digno. “Dtoke”, le gritó, “deja de contaminar mi cultura”. 

Arkano conectó algunas ideas más con ese concepto y las remató: “Arkano no se las prepara/He contaminado su culo, ya no quiere estar cara a cara”, se mofó, con un tonito de voz cachondo. “Ahora le da cosa. Ay diós, ¿te has puesto nerviosa?”

Dtoke salió a responder. “En esto yo lo abrocho”, dijo. “Tu rap está más contaminado que el Mapocho.” Rapeó con más muletillas, sí, pero Dtoke logró encadenar punchlines con mayor poder de contacto y cerró ese pack con una frase para hacer memes: “Dense cuenta que pongo el detalle/¿Me saca la gorra?”, preguntó al público, y mirando fijo a Arkano le aclaró: “No hubieras hecho lo mismo en la calle”. 

En ese momento, la batalla se inclinó para el lado del argentino. Dtoke empezó a levantar claramente el nivel. Dijo que el rap de Arkano estaba contaminado como el Riachuelo en Buenos Aires y el cielo en Japón, y se mostró convencido. “En esto yo lo detecto/Te estoy matando usando los conceptos”, le dijo. “Arkanoooo”, lo llamó Dtoke por la espalda. “Te dejo sin opción/En la calle no sos guapo, vos sos un cagón.”

Todo el jurado dio réplica, menos Invert, que votó a Arkano. “Lo de Arkano fue algo sucio, no dejándome rimar, no dejándome fluir”, analiza Dtoke, mirándolo en retrospectiva. “Y le dieron réplica, cuando mi segundo minuto fue super fuerte, cerró super fuerte. Y a él no le descontaron ni medio punto, te lo aseguro. La réplica fue porque la batalla fue pareja.” 

Ciertamente el jurado no descontó puntos por lo del beso y la gorra, y un año después todavía se debate cuánto vieron y cuánto no desde donde estaban. “No lo vi”, dice Invert. “Me enteré después, antes de la cena, por otro participante.” Sony también dice que el humo de las máquinas y el ángulo (Arkano estaba de espaldas al jurado) no le permitió ver qué pasaba, lo mismo MCKlopedia y Kaiser. Sin embargo, Eptos asegura que “si se vio” y afirma: “Si creímos que fue demasiado y creo que alguien incluso mencionó que era contacto físico no justificado”.  

DJ Stuart, que tenía una vista privilegiada de lo que pasaba arriba del escenario, está convencido de que el jurado sí vio lo que pasó. “Lo re vieron. Se cagaban de risa”, dice. 

La batalla se definió con una réplica de 120 segundos libres, formato 4x4. Arkano usó rimas más genéricas; respondió, pero sus rimas fueron menos sobre el momento que las de Dtoke, que usó la palabra “convexo” para apalancar un punchline cargado de ironía “qué raro un español hablando de sexo” y empalmarlo con otro, en el que le habló a Invert, sentado en el sillón del jurado: “Lo hago bien y esta mierda embiste/Invert, lo estoy cogiendo, no estés triste”. 

“Soy inteligente”, repitió Arkano entonces. “Yo no hablo de sexo, yo te follo dulcemente.” Curiosamente, la rima que salvó a Arkano en esta batalla fue una en la que se hizo el macho. “El Dto siempre la replica, me quiere coger a mi porque no puede con las chicas”, le dijo Dtoke. Y entonces Arkano replicó: “¿Como que con las chicas no puedo follar?/ Ahora mismo te voy a reventar/¿Saben por qué llaman Nintendo a este chaval?/¡Porque cada año Sony lo vuelve a superar!” 

Que Arkano usara el episodio de Dtoke contra Stigma en territorio chileno era algo que estaba dentro de lo esperable, pero sin dudas el beso y sacarle la gorra habían cruzado una línea de no-retorno. Y esa rima de Sony cuando faltaban 40 segundos para terminar, tampoco fue un movimiento limpio de Arkano: Sony no estaba compitiendo ese día, no lo había enfrentado a Dtoke en un año y además Sony no había sido mencionado por Dtoke en ningún momento de la batalla. “Sacar esa rima de Sony en ese momento del 4x4, que yo lo traía como chico para el colegio, fue cualquiera”, dice Dtoke. “¿Te sirve ganar así? Bien ahí. Yo se que improvisé todo el tiempo, que no lo distraje mientras él rimó, que no usé ningún truco sucio, ¿entendés? Y así mismo hice mi trabajo. Y creo que fue una batalla muy, muy, muy pareja. Entonces, bueno, después el jurado te vota todo así y vos te quedás como: ‘¡No, me paliceó!’. Y después ves la batalla y decís: ‘¿Qué onda, loco?’. Pero bueno, así son las cosas…” 

Confiado de que estaba arriba en las tarjetas, Dtoke le dejó el micrófono en el bolsillo a Arkano, y el español respondió rápido y fue letal: “Muy guay, hermano”, dijo, “yo cojo los dos (micrófonos) y te los meto por el ano”. Ahora sí Arkano se la llevó con un voto unánime. Sin embargo, todavía hoy Dtoke está convencido de que no perdió. “El jurado puede haber visto lo que haya querido ver”, dice. “Pero yo la miro y la miro y la miro… Y no la pierdo.”

  

Cuando terminó la ronda de cuartos de final, Stuart se encontró con Dtoke. “Me lo crucé a Dto y me decía: ‘Casi lo pongo’”, recuerda el DJ, también argentino. Al terminar su batalla, Dtoke caminó a una grada a la derecha izquierda del escenario, donde estaban el resto de los MCs, y se sentó. Stuart lo había visto pasar. “Lo vi a Dto irse a la grada rojo de la bronca”, sigue Stuart, “mientras Invert le decía: ‘Oye, que la pasamos súper bien, ¡somos todos amigos!’”

“Yo estaba re caliente, me quería ir a la mierda”, dice Dtoke. “No quería mirar más la batalla, nada.” Arkano también se acercó a Dtoke con una cierta noción de lo que había hecho. “Vino a pedirme disculpas y yo le dije: ‘Sabés qué, vos tenés una final que jugar ahora, no es momento para que te distraigas con esto. Terminá tu batalla, concéntrate en eso y cuando termines hablamos’”, sigue Dtoke. “Un caballero, boludo.”

Aczino sacó a Junior, Imigrante a Penzattore y Tom Crowley a Jota, y a partir de ese momento lo único que importó fue que, hoy mismo, habría una revancha entre Arkano y Aczino. 

La semifinal era en formato clásico, un minuto con respuesta, pero con dos conceptos en lugar de uno como en la ronda anterior. Bajo el hoodie negro de Batalla de Maestros (la sudadera verde no le había dado suerte), Aczino sale a batallarle a Arkano como si no hubiera perdido con él hacía apenas un rato. De entrada arenga al público: “Ok, ¿cómo está Chile? ¿Cómo está Chile? Quiero que me animen”, dice dando unos saltitos. Las pantallas muestran la imagen de una calavera rosa, primero, y después un control de videogames. “Cuando suban aquí, les pido que rimen”, sigue, distanciándose de lo que había hecho Arkano con el beso a Dtoke. “Si quieres chuparme la pija, búscame cuando termine.” 

En sus últimos dos segundos, después de haber rimado con los objetos por separado, hizo dos rimas juntando ambos. La primera: “Porque yo soy la muerte como ese cráneo/Y tengo el control del juego del rap subterráneo”. Y la segunda: “El va a decir que la calavera debería ser rosa/Y que el control lo quiere para utilizarlo en otras cosas”. 

El primer objeto que le sale a Arkano es una cuchara. Usa el ingenio para empezar (“Es ‘cuchara’ y lo normal es que nadie escuchará sus rimas”) y luego responde a lo del control con una rima para el público: “¿Para qué quiero el control hermano?/Quiero el control para tener un público descontrolado”. 

Pero Arkano por algún motivo es el que reparte los papeles. “El tío es bueno y quiere ser el líder”, dice señalándolo. “Pero Cristiano no será el mejor hasta que Messi se retire.” El siguiente objeto es un auto, concepto para el que solo suelta un punchline (“Yo me quedo primero y el Aczino en el pit lane”) y cierra su minuto aprovechando tanto que le había ganado en el emparejamiento como que Aczino venía de perder con Sony en la After Vision de Colombia, dos semanas antes. “Joder, era el campeón latino”, dice. “Y ahora nadie pierde más veces por minuto que el Aczino.”  

En el segundo minuto la tensión crece y el nivel de ambos freestylers también. En un momento a Arkano le aparece la imagen de una bandera de Estados Unidos y eso le prende la idea de una rima clave. Sonríe y dice: “Esto me la pela”. Abre los brazos como dos alas y se va planeando directo a su rival: “Soy un avión dirigiéndome a las Torres Gemelas”. 

Esa rima es decisiva para inclinar las cosas a su favor de forma definitiva. Sin embargo, Arkano dice que él nunca sintió que la tuviera ganada la batalla. “La verdad es que en ningún momento pensé que la batalla era mía”, dice. “No se me pasó esa sensación por la cabeza en ningún momento, ¿sabes? Eso de decir: ‘Ostias, ya está, lo tengo donde quiero tenerlo. He ganado’. Porque fue una batalla muy, muy, muy dura.”

Antes de que se vaya su segundo minuto, Arkano encadena algunas ideas más con el concepto de la bandera de Estados Unidos. Dice que se lo “folla” a Aczino y le divide el cuerpo “en federaciones”, algo sobre el premio Nobel de Obama y termina pidiendo un Nobel para su rap. 

Aczino ensaya una respuesta automática. “El tiene premio Nobel por su rap/Por su gran categoría: el defender al homosexual”, dice, para desbaratar su estrategia. Se traba un poco después, pero estos están diciéndose cosas muy duras. “Me ves hermano, yo ando por la calle/Tu estás invicto porque no compites con nadie”, le dice Aczino. “Mira muy real, mira que te frustra”, sigue, justo cuando aparece la imagen un lápiz labial en la pantalla. “Le sacaron el labial”, dice Aczino, rápido. “El lápiz que más le gusta.”

Aczino, que había ganado en 2015 las dos batallas más importantes del circuito chileno, BDM y God Level, pide que levanten la mano los que creen que ya le ganó a Arkano y dice: “¿Por qué crees que le gané a este paisano? Si aquí me quieren más que los mexicanos”.

Sin dudar, Invert vota con total decisión a Arkano; MCKlopedia mira a los demás, cuenta los votos con un descaro atolondrado y vota por Arkano sabiendo ya que Aczino iba a tener su réplica. Empiezan los 120 minutos libres y Aczino empieza así: “Que hace este tipo aquí, debería de estar el Dto/De-todos los MCs, este no está completo…” Y la remata: “Mira Stigma, ¡no sabe nada de respeto!”

Arkano le suelta una rima xenófoba, buscándole un parecido con Evo Morales, y Aczino le dispara un parecido que el público festeja más porque se trata de una estrella de tv local: lo manda a trabajar la tele, “querido Martín Cárcamo”. Después, duplicando los punchlines, cierra comparándose con Hugo Chávez, colega de Evo. Arkano responde a lo de Cárcamo refiriéndose al paso de Aczino por el reality de Televisa (con el que consiguió la plata para batallar en la Nacional de Colombia en 2012), una rima que ya le había tirado en Colisevm. Aczino se lo hizo notar. “Mira que los mejores improvisan”, le dijo al público. “El ya repitió la rima de Televisa.” 

En ese golpe por golpe, Arkano repitió también una muletilla. “Soy inteligente”, dijo otra vez más. “No pinto mis labios, pinto la imaginación de la gente.” Era una rima populista y Aczino lo mandó a callar recordándonos a todos otra vez lo que había pasado con Dtoke. “Pinta la imaginación de la gente”, dijo, “porque cada vez que ve un hombre le pinta un beso en la frente”.  

Aczino siguió golpeando. “Hoy voy a vengarme por la mierda que hicieron en Barcelona”, rapeó, “y ya que te gusta besar a las personas, hoy voy a hacer que te beses pero con la lona”.  

Arkano respondió con una rima sobre México: “Mexicano, ¿qué te pasa guey?”, le dijo, y en una referencia a Luis Miguel soltó: “Ya no sigues siendo el Rey”. Pero Aczino no se iba a dejar. “¿Ya no sigo siendo el rey? Lo soy, tu pelea/Aczino llega y con esto te la pega/Mira a los que rapean, mira a los que juecean/  Me siento en cualquier lado, soy el mejor donde sea.”

Tiempo. 

Invert volvió a votar a Arkano sin dudar, por tercera vez contra Aczino esta noche. Eptos votó por Aczino y los demás dieron réplica, incluso Kaiser que miró a sus compañeros y, nervioso, se enredó al cruzar los brazos. 

En la segunda réplica comenzó Arkano. “Esta réplica no hay quien la entienda”, dijo. “¿Aczino? ¿Qué asesino tiene groupies que le defiendan?” Con una steady-cam girando sobre un riel alrededor de los dos, Aczino abrazó a Arkano y mirando a la cámara dijo: “No tengo groupies que me defiendan/Te voy a hacer mierda, pero no te ofendas/Saldrás a mi lado mientras me vuelvo leyenda”. 

“Quiere ser leyenda, pero como no va a existir lo que va a ser es un mito”, le respondió Arkano. Eso encendió la máquina de estructurar de Aczino, que respondió con su mejor fantasía. “Sabes que te dejo inigualado/Yo soy un mito, te metes en mitor-nado”, dice. Y para más, lo enlaza con: “Así que mira, sabes que es la cura/Yo aquí soy el mito, no puedes con mitor-tura”.

Arkano se compara con el Huracán Katrina y Aczino le responde que “mas bien es el Huracán Patricia, porque sólo está inflado através de las noticias”. Arkano usa lo de las noticias y lo contrarresta: “Ultima noticia: muere un mexicano, resucita y vuelve a morir”, dice, envalentonado porque hoy ya le había ganado una vez. “Querías noticias, toma: portada de primera plana.” 

En ese momento, “después de ver que Invert votaba a Arkano incondicionalmente”, Aczino dice imitando a Arkano: “Primer plana, así que tómame una foto/Me gusta que mi culo sienta terremotos”. Y volviéndose hacia el jurado: “Polla, polla, como mucho escroto”, repite, y para hace una pregunta que se vuelve inmediatamente histórica: “Dime Invert, ¿ya me gané tu voto?”. 

Como si no hubiera entendido, Arkano lo persigue de atrás amenazándolo con tener en el culo otro terremoto, diciendo “te he follado” y haciendo el gesto de una selfie. “¿Una foto? Tómate la guey”, le dice Azcino, abrazándolo. “Para que vean que en el rap yo no discrimino a los gays.” Después el mexicano le levanta el dedo del medio y dice a la cámara: “Jodete puto, para que tengas más plays”. 

El remate de esa segunda réplica le queda servido a Arkano. “Siendo siendo el cabrón/Claro que no me discrimina, si el otro día se metió en mi habitación”, dice contoneándose. “Pero bueno, es ridículo/Me dijo al oído: ‘Arkano, por favor déjame el título’.”

Invert votó por cuarta vez a Arkano contra Aczino, sin que se le moviera un pelo, junto a Kaiser y Sony. MCKlopedia y Eptos le dieron su voto a Aczino. “Para mi, el hecho de ganarle dos veces a Aczino en el mismo día la verdad que fue algo… Todavía lo pienso y me parece increíble”, dice Arkano. “Irrepetible, incluso.”

Arkano Vs. Tom Crowley, Final RBBDLG 2015

Ya había caído la noche cuando, en el medio del público, se encendió una bengala roja que iluminó un campo de snapbacks. Por segundo año consecutivo, la final era España vs. Chile. Sólo que esta vez todo se resumió en menos de siete minutos. Después de ganarle en semifinales a Imigrante de Venezuela, el local Tom Crowley entró a la final con un planteo teórico: sin flow no se puede diseñar un punchline. “¿Para qué quiero punchline?”, le preguntó a Arkano. “¿No lo entendiste? Si yo tengo más flow que el crack de Sean Price.”

Tom Crowley pidió que le trajeran a A-F-R-O y a Slim Shady. El MC de San Bernardo, infravalorado aun después de haberle ganado la nacional a Jorge MC, no sólo había llegado a la final: había llegado a la final con gran nivel. Con la capucha puesta, se movía seguro, y su primera jugada fue recordarle a Arkano que estaba en Chile. “Cuando rimo, no es nacionalismo/Yo no grito esto, yo represento al hip-hop”, dijo. “Tu representas algo raro en la instrumental/Un niño que se compra ropa en tienda comercial.” Y luego se encontró con el punchline que la gente en la plaza más le festejó: “Yo ya tengo una escuela, el subterráneo a mi me apaña/Te devuelvo para España, bienvenido a mi montaña”.

“De las dificultades que representaba Tom como rival, en mi caso la primera fue la localía”, recuerda Arkano. Ese era un factor complicado para Arkano, pero el español sabía que no era el único. El estilo de batalla de Tom Crowley no era de ataques directos, por lo que contrarrestarlo resultaba más difícil: mientras se lucía en la técnica y en el flow, no daba lugar a respuestas. “Es como que su estilo te da, digamos, como menos material para hacer tus rimas”, apunta Arkano. 

Antes de terminar su minuto, después de decir “hoy día me violo al bebé mientras en mi verso está cautivo” y justo antes de terminar de tratarlo a Arkano de “niñito”, Tom Crowley dijo: “En este bosque vengo a educar al Hobbit”. Fue su batalla más fuerte en la Internacional y un gran minuto. Pero Arkano salió a contrarrestar con todo su nivel, buscando al público, conociendo perfectamente qué era lo que tenía que hacer para ganar. “Sí, estamos en Chile y tu eres chileno, pero esto es un escenario”, le dijo a Tom Crowley de entrada, golpeando el suelo. “¡Bienvenido a mi terreno!”

Primer punchline. 

“Que vengo de Alicante, que yo soy como un roble”, siguió, dando pie a una cita a la Champions League. “Soy visitante… Por que mis frases valen doble.” Punchline. “Y es lo que pasa chaval, yo te fundo ahora sobre la instrumental/El público no me grita, es normal: los mejores públicos están en silencio ante un recital.” Punchline. “Dice que soy algo extraño el tontico/Es extraño que me folle a los tres favoritos.” Punchline. “Eso es extraño de verdad, cuantos punchlines a este cabrón le puedo clavar”, dijo mientras se iba su primer minuto. 

El segundo minuto era con temática y, por primera vez en la historia de BDLG, la temática era: “Hablar bien del oponente”. Arkano se imaginó a sí mismo en una realidad paralela. “Sabes que en realidad yo no hago rap hardcore”, dijo. “¿Hablo bien del oponente? Cómo que no…”, continuó, y sentado en el escenario le pidió rimando a Tom Crowley: “Tienes dos carreras/Por favor, sé mi profesor”. 

En ese momento, Arkano desplegó todo su arsenal de habilidades. Arkano es punchline, un terreno en el que es versátil para atacar y responder, y todo un maestro para lograr que sus rivales no tengan de donde agarrarse. Pero es más que punchline. Arkano es capaz de crear empatía frente a públicos masivos y tiene ese estilo infantil en su aproximación al freestyle con el que genera –él lo sabe– un grado de ternura que lo blinda de cualquier ataque. Eso lo vuelve un mago para manipular a la audiencia. “Sigo estando testigo/De Chile me llevo un gran rapper y 20 mil amigos”, continuó. “Hablo bien del oponente, también de su gente, soy el Presidente…” Se había puesto de moda gritar “¡sangre!” en las batallas, acentuando más su liturgia de circo romano que las rodean. Arkano terminó: “¡Que le jodan a la sangre! Tom, abrazame”, terminó Arkano, magistral. Y se dieron un abrazo.

Tom Crowley hizo un gran minuto hablando bien de Arkano, en especial por una frase: “De Arkano me gusta su forma de fluir/Fácil es hacer llorar, difícil es hacer reír/Lo aprendí de ti hermano, ahora voy a fluir”. Pero Arkano no sólo es bueno para manipular al público. Cuando lo atacan, como intentó Tom Crowley en la réplica, comenzando los 120 segundos en 4x4, lo que descubrimos es que debajo del disfraz del tigrecito hay algo feroz. 

“Vamos con el Arkano/Terminaras haciendo arcadas, vomitando vino/Muy buena decisión, meterte en la competición/Lástima que hoy día te matás con el latino”, le dijo Tom Crowley. Y Arkano comenzó su demolición con una respuesta automática en una rima compuesta: “Bueno, soy inteligente”, dijo por cuarta vez. “No vomito vino/Arkano vino a vomitar incompetentes.”

Según un análisis de Red Bull de las palabras más usadas por Arkano durante toda la competencia, en cuatro batallas usó 1979 palabras, 643 palabras diferentes, 10602 caracteres, 3606 sílabas. Dijo su propio nombre 30 veces y mencionó a la mayor cantidad de MCs (Seo2, Kaiser, Aczino, Dtoke, MCKlopedia, Tom Crowley). Dijo la palabra “manos” 16 veces; “estilo”, cinco; “rap”, siete; “Chile”, siete; “bien”, diez; “cabrón”, tres; “arriba”, trece veces. Pero lo que no dijo ese análisis, es que “soy Inteligente” fue su muletilla. 

“Yo soy inteligente, no necesito decirlo”, le señaló Tom Crowley, y citando a Lacan (¿Lacan? ¿En serio?) le dijo que quería violarle la mente. “¿Me quieres violar la mente?”, le preguntó Arkano, muy cómodo en su juego. “Tranquilo, porque mi puta pasión se cuela por tu subconsciente.” Y lo que antes había usado como un halago lo convierte en un insulto: “…Y yo rapeo y qué desfase/Tiene dos carreras, ya está acostumbrado a que le den una clase”. 

Tom Crowley citó a Lacan y también se refirió al complejo de Electra, mientras que Arkano terminó de volcar las cuentas a aunque el público prácticamente no le festejara sus punchlines: “Pero bueno, sabes que yo le vacilo/Las manos en el cielo, y al cielo voy a mandar tu estilo”. 

El chileno se trabó dos veces seguidas en su último turno y Arkano volvió a usar lo de “soy inteligente” para cerrar. “Pero bueno, soy inteligente”, repitió por última vez. “Me manda al infierno y nunca nadie le dio tanto calor intelectualmente, vente/No digo tonterías, te gano con punchlines, flows y derrumbo tu ideología.”  

El público completó la cuenta regresiva y Arkano se convirtió en el nuevo Campeón Internacional y en el cuarto español en coronarse con el título mundial de BDLG, después de Rayden en 2006, Noult en 2009 e Invert en 2014. Por segundo año consecutivo, el título fue para España.

De Esquina a Esquina: episodio Arkano

Después de la final, el camarín estaba lleno de gente: periodistas de distintas partes de Latinoamérica y España, cámaras, promotoras, gente del staff de Red Bull. “Para mi, ganar batalla de los Gallos ha sido un sueño cumplido”, dice Arkano un año después de ganar en Santiago de Chile. “Se podría decir que conocí el freestyle gracias a esta competición y el hecho de haber salido campeón es para mi un auténtico honor. Y es un poco conectar con el niño que empezó en todo esto, que estaba de público viendo como sucedían las batallas en un escenario y ahora mira… Mira lo que hemos conseguido.”

Pero en el camarín esa noche, parecía que había un elefante en la habitación: algo que todos sabíamos pero nadie quería decir. Invert se acercó a Aczino, con el que había estado en Los Reyes dos semanas antes, comiendo junto a su familia, para jurarle que había votado lo que le parecía justo. “Me juró que había sido imparcial y bla, bla, bla…”, dice Aczino ahora. “Y yo le dije que no diera explicaciones, que ya había hecho su labor, que no subieran videos y eso, pero lo hicieron igual.”

“La final de Chile fue uno de los momentos más duros de mi vida, porque para mi ganó claramente Arkano en todas las batallas”, asegura Invert. El campeón de 2014 volvió a España recibiendo muchas criticas. “Recibí críticas duras. Lo pasé muy mal, muy mal, me entraron ganas de dejarlo todo.” Esta situación, dice, lo puso delante de una pregunta vital. “Ahí pensé: ‘Si estoy haciendo mi trabajo bien hecho, tomo una decisión que creo que es la correcta y, al final, lo fácil es hacer trampa, ¿qué hago en este mundo?”

Fui el primer periodista en hablar con Arkano después de que ganara, en el camarín. “Pues ahora mismo, si te soy sincero, estoy súper tenso porque he tenido cuatro batallas muy difíciles, contra –a mi juicio– los favoritos, y estoy como con toda la tensión y la adrenalina en el cuerpo todavía”, me dijo el nuevo campeón. “Todavía no me lo creo. No lo he asumido, no tengo la cabeza. Tengo que sentarme, relajarme y ya un poco disfrutar de esto.”

Cuando le pregunté si no creía que se había pasado de la raya dándole un beso a Dtoke, primero, y luego quitándole la gorra, y también acercándose tanto a Aczino, dijo: “Son lances de la batalla”. Le señalé que podrían haberlo descalificado, especialmente por el beso, que a esa hora ya era un escándalo global en las redes. “Realmente, a mi juicio, no lo consideraría descalificante porque no ha sido una agresión. Está en el límite. No es pasarse, no es empujar a alguien, no es golpear”, dijo. “Es intrusivo del espacio vital. Pero sí que es verdad que ha traído polémica y, bueno, con Dtoke he hablado, y en principio está todo bien. Igual ahora, tranquilamente, hablaré con él de nuevo.” 

Arkano y Dtoke tuvieron su charla ese mismo día. “Si hubiera sido en otro lado te comías una bomba, hermano”, le dijo Dtoke. “Todo bien, yo te conozco, sos un pibe bueno, pero no podés hacer eso. Te equivocaste.” 

Sin embargo, Dtoke dejó a Chile la mañana siguiente con una mentalidad distinta. Se había tenido que comer la bronca por el beso de Arkano, por lo de la gorra y por perder así, con un jurado que no descontó un solo punto por todo eso, pero sin embargo estaba tranquilo. “Me di cuenta de que mi carrera no se terminaba ni iba cambiar por ganar o perder una batalla”, dice. 

Después de perder en Chile, Dtoke entendió que había conseguido algo mejor: era el protagonista de la nueva batalla más vista de la historia, superando su propio récord contra Stigma. “La carrera se va construyendo con victorias, con fracasos, pero el tema es tener constancia. El tema es poder seguir midiéndote con los mejores y sacarles batallas polémicas, sacarles batallas parejas. Estar entre los mejores”, dice Dtoke. Había entendido el juego. “A uno les gusta más el estilo de Arkano, a otros les gusta más Aczino, otros por ahí se ceban más conmigo, y así con cada uno de los MCs. Entonces, mientras uno mantenga un cierto nivel y pueda seguir compitiendo contra esa gente y sigan resultando batallas interesantes para el público… creo que el juego es ése, ¿no?”

 

Últimas noticias
Estate siempre al tanto de todo lo que sucede
Ver todas
Si te ha gustado este contenido,
ahora puedes disfrutar de muchos más
Regístrate
Utilizamos cookies para que tu experiencia tenga mucho flow. Al continuar con la navegación entendemos que aceptas su uso. Para más información haz clic aquí